La indisoluble necesidad de mantenernos en comunicación en un mundo globalizado ha abierto una amplia gama para el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC). Aunque las tecnologías no han suplantado a las modalidades tradicionales de aprendizaje y enseñanza en los salones de clase, hoy en día se ubican en un plano estratégico en el terreno de la educación, al convertirse en un medio de uso pedagógico que fomenta la comunicación entre el alumnado y los docentes.

Desde 1998, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en su Informe Mundial sobre la educación: “Los docentes y la enseñanza en un mundo en mutación”, detallaba la incidencia de las TIC en los modelos convencionales de enseñanza y aprendizaje, previendo la transformación de su proceso, y de la forma en que docentes y alumnos acceden al conocimiento y a la información.

Artículos destacados en esta publicación:

Power Campus – Leer Artículo