De acuerdo con la OCDE , el gasto educativo debe ser reenfocado en la educación preescolar, primaria y secundaria, “y se debe hacer más para incrementar la capacidad de las escuelas en vecindarios pobres y para apoyar a los niños de entornos desfavorecidos”.

La debilidad de las instituciones, la persistente informalidad laboral y una educación deficiente frenan el crecimiento económico y contribuyen a la desigualdad social en México, advirtió la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En su Análisis Económico de México 2019, la OCDE indicó que el Estado de derecho y la calidad de las instituciones en México son bajos y se han deteriorado, lastimando desproporcionadamente a los pobres.

“Los niveles de impunidad son extremadamente altos, el crimen violento sigue creciendo y el control de la corrupción es débil en comparación no solo con los países de la OCDE, sino también con economías latinoamericanas y asiáticas”, señala el documento.

Añade que el costo del crimen es elevado y su incidencia varía enormemente entre regiones, ampliando las disparidades en bienestar, y advierte que “un firme compromiso de combatir el crimen y la extendida corrupción crearía un ambiente de negocios más propicio”.

Consulta la nota completa en: Gestión.pe

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here