Estados Unidos necesita repensar su enfoque sobre la educación y los cuidados en la primera infancia. Este debe basarse en las experiencias de sistemas innovadores que existen en todo el mundo para desarrollar un sistema cohesivo de alta calidad, que sea equitativo, sostenible y eficiente. Este es el principal hallazgo del novedoso estudio The Early Advantage (La ventaja temprana), del National Center on Education and the Economy (NCEE). El estudio se presentó el pasado 16 de mayo en Washington, en un evento que contó con la participación de Caridad Araujo, economista principal del Banco Interamericano de Desarrollo.

La obra examina cómo algunas jurisdicciones innovadoras están diseñando e implementando, estratégica e inventivamente, políticas y servicios para la primera infancia, con el propósito de avanzar en el bienestar infantil. Además, incluye recomendaciones de política para ayudar a Estados Unidos a expandir el alcance, equidad y rigor de su oferta para la primera infancia.

 

5 pilares para orientar la educación y los cuidados en la primera infancia

 

En el libro y eje central del estudio, The Early Advantage 2: Building Systems That Work for Young Children, Sharon Lynn Kagan —investigadora mundialmente reconocida en primera infancia —, su coeditora, Eva Landsberg y un equipo de expertos internacionales exploran los sistemas de Early Childhood Education and Care (ECEC) de Australia, Inglaterra, Finlandia, Hong Kong, Singapur y Corea del Sur, y extraen los elementos esenciales de cada uno de estos innovadores sistemas. El estudio encontró cinco “pilares” comunes en las políticas de cada jurisdicción:

  • Bases sólidas en las políticas
  • Servicios, financiamiento y gobernanza integrales
  • Familias y profesores informados y apoyados
  • Pedagogía informada, individualizada y continua
  • Datos para guiar el mejoramiento

Hay, además, 15 “piedras angulares” o elementos del sistema que apuntalan los pilares de las políticas.

Estos hallazgos subrayan las “verdades inconvenientes” acerca de la educación y los cuidados en la primera infancia en Estados Unidos. Kagan, profesora “Virginia y Leonard Marx” en políticas para la primera infancia y la familia, y directora del National Center for Children and Families del Teachers College de la Universidad de Columbia dice “Nuestro estudio ofrece una guía para que Estados Unidos y otros países mejoren sus sistemas, enfocándose en los elementos que sirven como piedras angulares y pilares de la educación y los cuidados para la primera infancia en jurisdicciones que muestran el más alto desempeño en el mundo”.

 

Un modelo más allá de la “talla única”

 

Si bien el estudio advierte que no existe un sistema óptimo de primera infancia, los investigadores identifican elementos comunes en los sistemas que están siendo desarrollados por las jurisdicciones del estudio. Por ejemplo, encontraron que estas jurisdicciones ofrecen una gama exhaustiva de servicios para niños y familias, que incluyen cuidado pre y posnatal, atención médica y educación para la primera infancia. Las jurisdicciones practican asimismo el “universalismo progresivo”: proveen recursos para todos los niños, pero recursos adicionales para los más necesitados.

Además, ofrecen marcos nacionales de educación temprana, que guían los servicios en todos los programas, sean públicos o privados. Y aunque la pedagogía que requieren estos modelos varía, todos se centran en los niños y se basan en el juego.

El estudio encontró, asimismo, que todas estas jurisdicciones ponen un énfasis crítico en el desarrollo de una sólida fuerza de trabajo para la primera infancia, que incluye estrategias innovadoras para el desarrollo profesional y la retención. Muchas tienen categorías profesionales comunes para los profesores y demás personal, y muchas avanzan hacia un sistema de calificaciones basadas en competencias.

Más aún, las jurisdicciones ponen especial acento en el uso de información para impulsar las mejoras. Todas recolectan datos para monitorear los programas, y muchas cuentan con inspectores para recabar información sobre la calidad de los programas. Pero el propósito de esas inspecciones es el mejoramiento del programa, no su cierre. También publican algunos de los datos de monitoreo de los programas a fin de garantizar su transparencia.

Consulta la nota completa en: vox.lacea.org

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here