La educación es una de las herramientas más poderosas para transformar la sociedad. Nelson Mandela hablaba de “arma para cambiar el mundo”, mientras que Malcom X lo definía como “un pasaporte para el futuro”. Una sociedad educada se traduce en una sociedad más crítica y, por tanto, capacitada para afrontar situaciones complejas.

CONSULTA TAMBIÉN: “Las universidades online preparan mucho mejor a la fuerza laboral”, Pablo Cardona
https://www.educacionyculturaaz.com/97108-2/

Bajo esta premisa, nace el proyecto ‘Universidades Europeas’, “una iniciativa que surgió tras el 60 aniversario del Tratado de Roma (1957) con el objetivo de fomentar una educación de calidad y excelencia, tanto para los jóvenes como para los profesores”, explica Coral Martínez Iscar, directora del Servicio Español para la Internacionalización de la Educación (SEPIE). Sin embargo, no fue hasta el Consejo de Gotemburgo, celebrado en mayo del 2018, cuando se estableció el camino a seguir y cuyo fin reside en alcanzar tres objetivos: “Objetivo de poder competir a largo plazo con las universidades en el ámbito mundial; objetivo de establecer un modelo a seguir para todas las universidades en el ámbito de la Unión Europea y, que duda cabe, un objetivo, sobre todo, de formar a nuestros jóvenes y a nuestros profesores para un mundo cambiante”, afirma la directora del SEPIE.

Pero, ¿en qué consiste el proyecto? ‘Universidades Europeas’, enmarcado dentro del programa Erasmus+, está concebido como una red de consorcios educativos, los cuales están formados en su mayoría por universidades de toda Europa. “La idea es que un estudiante o un profesor perteneciente a una determinada universidad pueda formarse en cualquiera de las otras universidades que constituyan ese consorcio como si fuera una sola”, remarca Coral. De este modo, el proyecto pretende eliminar aquellas barreras (burocráticas, legales, de vivienda, etc.) que dificultan, en la actualidad, la movilidad de los becados Erasmus+, haciendo que ésta sea casi automática.

“Con esto conseguimos competir a largo plazo, puesto que mercados como Asia o EEUU ya tienen redes o alianzas parecidas, además de fomentar los ideales del programa Erasmus: movilidad, tolerancia, ciudadanía y no discriminación, que resultan la clave del éxito del programa Erasmus”, manifiesta Coral Martínez.

TE PUEDE INTERESAR: Educación dual en México y no microuniversidades

Educación dual en México y no microuniversidades

El proyecto de ‘Universidades Europeas’ se lanza por primera vez este año, en la convocatoria del programa Erasmus 2019. Es una convocatoria piloto y será gestionada directamente por la Comisión Europea con un claro objetivo: conseguir conformar para 2024 una red de 20 consorcios que compita a nivel mundial en el ámbito de la Educación Superior. Esta primera convocatoria tiene un presupuesto de hasta 60 millones de euros. Con ello, la Comisión pretende “formar 12 consorcios de ‘Universidades Europeas’. Cada uno podrá financiarse con un máximo de cinco millones de euros”, explica la directora. Actualmente se encuentran evaluando las candidaturas a los diferentes consorcios.

Consulta la nota completa en: El Confidencial

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here