Los bajos salarios, la falta de experiencia y de cualificación, son los obstáculos que declaran las empresas para no encontrar a los profesionales adecuados.

Los planes del Gobierno socialista para dotar de mayor prestigio a los estudios de Formación Profesional (FP) están justificados por las cifras que arroja el mercado de trabajo. En concreto, por el repunte que están experimentando estas titulaciones entre la demanda de las empresas.

Según el último informe anual de Infoempleo y Adecco, el 42,4% de las ofertas de empleo en España en 2018 exigían que el candidato tuviera estudios de FP ya fueran de grado medio o superior. Es la primera vez –en los 22 años que lleva realizándose este análisis de ofertas– que las vacantes que exigen estudios de FP superan a las que piden títulos universitarios, que el año pasado descendieron dos puntos hasta el 38,5% de las plazas ofertadas.

Este estudio se realiza analizando casi 400.000 ofertas de empleo para 1,2 millones de vacantes ofrecidas por las empresas a través de Adecco e Infoempleo en 2017 y 2018. Asimismo, se incluyen los resultados de sendas encuestas realizadas por el portal de búsqueda de empleo en internet a empresas y profesionales de recursos humanos (583 encuestas válidas) y a candidatos (8.123 encuestas válidas).

Los autores de este trabajo consideran este auge de la FP “muy positivo”, aunque precisan que no tienen el mismo éxito entre las empresas las titulaciones de Técncio Superior que las de Técnico Meddio. Así, teniendo en cuenta todas las ofertas de empleo analizadas, las tiutlaciones de Grado Medio de FP fueron demandadas en el 17,8% de los casos, tres puntos más que hace un año. Mientras que las de Grado Superior disminuyeron su demanda en más de un punto respecto a 2017, representando el 24,4%.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here