Los centros remitirán a los padres este año una «valoración cualitativa» de lo que hacen sus hijos en los últimos quince días del curso.
«Juniembre», como los estudiantes madrileños han bautizado el adelanto de los exámenes de recuperación de septiembre a junio, se mantendrá este año, tal y como estaba previsto, para los alumnos de ESO, Bachillerato y FP, sólo que, en esta ocasión, la Consejería de Educación prevé «incentivos» para los alumnos con idea de evitar el absentismo escolar entre los estudiantes que han aprobado todas las asignaturas.

Los alumnos de Secundaria, FP y Bachillerato acabarán todos los exámenes que computen para las notas de fin de curso antes del 7 de junio. Entre este día y el 21 de junio, es decir, en apenas 15 días, habrá dos opciones: los que hayan suspendido alguna materia, tendrán actividades de apoyo, refuerzo, tutorización y se examinarán para recuperar las asignaturas suspensas, lo que antes venían haciendo en septiembre. Los que hayan llegado al 7 de junio con todo aprobado, «tendrán actividades de ampliación», según figura en la circular que la Consejería de Educación ha sido remitida a todos los centros educativos madrileños. La novedad de este año es que el centro emitirá un informe de cada alumno en el que se explicará a la familia qué ha hecho su hijo en los casi quince días comprendidos entre el 7 y el 21 de junio. «Cada alumno dispondrá de una valoración cualitativa, de la que se informará la propio alumno y a su familia por escrito, acerca del nivel de aprovechamiento de las actividades de ampliación», dice la circular. Los que tengan materias suspensas también recibirán este informe.

Consulta la nota completa en: La Razón

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here