Nota escrita en Noviembre del 2007

Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla
Presidente de la Comisión de Educación Pública y Servicios Educativos de la Cámara de Diputados.

¿Qué necesita hacer el Estado?

Afrontar esta falta de financiamiento desde la perspectiva de una genuina política de Estado, para que el país alcance una cobertura que garantice el desarrollo económico del país: entre 40 y 50%, como mínimo, tal y como lo recomienda la UNESCO para lograr un desarrollo sostenido.

75% de los jóvenes están fuera del sistema de educación superior

Fortalecer becas y créditos: 75% de los jóvenes están fuera del sistema de educación superior; constituirse como la fuente insustituible de financiamiento de la educación superior; hacer una clara distinción jurídica entre las universidades privadas con fines de lucro y las verdaderamente interesadas en la formación académica; financiar el nivel posgrado; reducir el aparato burocrático para redireccionar recursos a las áreas académicas sustantivas; y evaluar con indicadores de impacto la calidad del gasto educativo.

Impulsar un sistema de financiamiento que dé certeza a las instituciones de educación superior y abata las asimetrías regionales; implementar una genuina política de descentralización; elevar a rango constitucional la obligatoriedad de la educación media superior; y diversificar el financiamiento de la universidad.

Impulsar un sistema de financiamiento que dé certeza a las instituciones de educación superior y abata las asimetrías regionales

 

¿Hacia dónde deben orientarse las fuentes de financiamiento del sector privado?

A la inclusión de todos los sectores de la economía en la investigación básica y aplicada; la participación de los especialistas del sector productivo en los programas y cursos utilitarios; la inserción de la universidad en un sistema permanente de educación empresarial y laboral; la ampliación de los ámbitos de cooperación universidad-empresa; la participación en programas de servicios y proyectos comerciales, sin menoscabo de las disciplinas no sujetas a la comercialización; al financiamiento de programas como la compensación al desarrollo de patentes y propiedades de procesos tecnológicos; y al fomento del retorno económico a la universidad por parte de los graduados exitosos, a través de donaciones no gravables.

Transformar sus sistemas de gestión académico-administrativa para ejercer sus recursos con la eficacia, eficiencia y transparencia que la sociedad demanda

¿Cuál es el papel de las instituciones de educación superior?

Transformar sus sistemas de gestión académico-administrativa para ejercer sus recursos con la eficacia, eficiencia y transparencia que la sociedad demanda; hacer las reformas internas —académicas y administrativas— para garantizar el uso racional de los recursos; y diversificar sus ingresos de manera complementaria al subsidio del Estado.

Conclusiones

El Estado debe retomar las riendas del financiamiento y desarrollo estratégico de la educación superior y el posgrado; las políticas de financiamiento deben estar orientadas y alineadas con un proyecto educativo de país. Debe ser superado el actual sistema de financiamiento incremental y desvinculado de un proyecto educativo estratégico de calidad.

El Estado debe generar los acuerdos para desarrollar un proyecto educativo de mediano y largo plazo, y a consolidar una genuina integración del Sistema de Educación Superior.

Se debe incentivar la integración de las universidades con los centros de investigación y posgrado, tomar en cuenta la experiencia internacional y adaptarla a la realidad socioeconómica y política de México en términos de financiamiento.

En suma, se debe consolidar a la educación superior en México como el eje del desarrollo económico.

Descargar Artículo Original

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here