Tecnologías avanzadas de digitalización e IA recrearán la evolución histórica del viejo contiente.

Un gran proyecto tecnológico recreará la evolución social, cultural y geográfica de Europa. En 10 años construirá un Big Data del pasado usando tecnologías avanzadas de digitalización e Inteligencia Artificial: permitirá ver cómo era un camino hace 500 años o qué caras fueron importantes entonces.

La Comisión Europea ha seleccionado esta semana el proyecto Time Machine como una de las seis propuestas que se desarrollarán estratégicamente en la próxima década y que permitirá recuperar el patrimonio cultural de viejo continente.
Time Machine prevé diseñar e implementar nuevas tecnologías avanzadas de digitalización e inteligencia artificial (AI) para descubrir el vasto patrimonio cultural de Europa, proporcionando un acceso justo y gratuito a la información.

El proyecto permite viajar virtualmente a través de la historia de Europa, tan fácilmente como viajar de un lugar a otro. ¿Cómo se veía este camino hace 500 años? ¿Qué nombres y caras jugaron un papel en ese momento? De este modo, el pasado se convierte en una fuente de fácil acceso en la búsqueda de soluciones para los desafíos futuros.

“Time Machine creará tecnologías avanzadas de inteligencia artificial para dar sentido a grandes cantidades de información de conjuntos de datos históricos complejos”, explica Sander Münster, de la Universidad Técnica de Dresden (Alemania), en un comunicado.

En esencia, una infraestructura de computación y digitalización a gran escala trazará un mapa de toda la evolución social, cultural y geográfica de Europa. Teniendo en cuenta la escala sin precedentes y la complejidad de los datos, la IA de la Time Machine incluso tiene el potencial de constituir una fuerte ventaja competitiva para Europa en la carrera mundial de la IA.

“Es probable que Time Machine se convierta en uno de los sistemas de inteligencia artificial más avanzados jamás construidos”, afirma Frederic Kaplan, profesor de Humanidades Digitales en la École Polytechnique Fédérale de Lausanne (EPFL) y coordinador de proyectos de Time Machine.

Esta fuente constante de nuevos conocimientos será un motor económico y dará lugar a nuevas profesiones, servicios y productos en áreas tales como educación, industrias creativas, formulación de políticas, turismo inteligente, ciudades inteligentes y modelos ambientales.

“Por lo tanto, marcaremos una nueva era para las Ciencias Sociales y Humanidades, descubriremos nuestro patrimonio cultural como nuestro activo económico más valioso y construiremos una alianza y red única de ciudades, regiones e instituciones”, añade Münster.

Consulta la nota completa en: Tendencias21.net

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here