El acceso y ejercicio efectivo del derecho a la educación no es igual para todos los mexicanos, de acuerdo con el Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), algunos grupos poblacionales presentan mayores dificultades para el desarrollo académico.

Las brechas sociales se presentan por regiones, género, edad, condición social, condición económica o discapacidad e imposibilitan el desarrollo académico de la población mexicana en conjunto.

La desigualdad impacta negativamente al aparato educativo nacional en su totalidad, por lo que la atención a los grupos vulnerables debe ser prioritaria. Garantizar el acceso a la educación de toda la población e igualar la calidad de todas las unidades escolares deben ser ejes de las políticas educativas, sugiere el Estudio Diagnóstico del Derecho a la Educación del Coneval.

Brechas por condición económica

Las desigualdades más pronunciadas en el sistema educativo público se encuentran entre grupos socioeconómicos. Los ingresos de las familias determinan en gran medida el destino académico de los niños y jóvenes mexicanos.

En el decil I, donde se encuentran los más pobres, 16 de cada 100 son analfabetas y 30 de cada 100 no tienen estudios básicos obligatorios. En contraparte, los mexicanos más ricos, ubicados en el decil X, tienen una razón de analfabetismo de sólo 1 por cada 100 y la cifra de quienes no terminaron la educación primaria se reduce a 4 por cada 100, de acuerdo con cifras del Inegi (Instituto Nacional de Estadística y Geografía).

Un factor determinante en el acceso a la educación pública es el otorgamiento de becas y beneficios monetarios. En México sólo 28% de los pobres extremos por ingresos en edad escolar recibe algún apoyo monetario para la educación, según cifras del Coneval.

Los recursos monetarios de los mexicanos no sólo limitan el acceso a la educación, también limitan el aprovechamiento de los conocimientos de los estudiantes y su desempeño académico. La proporción de alumnos con nivel satisfactorio es el doble en zonas de baja marginación en comparación con zonas de alta marginación.

Consulta la nota completa en: JoséCárdenas.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here