¿Qué secretos esconde el ser humano como especie? ¿Qué o quién podría denominarse un ser superior? ¿Hasta dónde puede llegar un espíritu y una mente ampliamente desarrollada?

¿Por qué es tan difícil entender y aceptar, alejándose de la razón, el universo complejo del existir, del ser y del evolucionar?

Rantés aparece para responder todas estas preguntas, pero no como un filósofo o un científico, sino como un espejo del ser humano.

Fania Barrón, Gabriela Zas, Piero Anselmi e Iván Tula (quien dirige, actúa e hizo la adaptación), con Edgar Aragón Borja como productor General y Erick Lugo en la asistencia de producción presentan esta profunda obra en el Foro Bellescene.

AZ platicó con Iván Tula sobre esta obra.

Gil del Valle (GV): La obra es una mezcla del legado de varios autores: platícanos acerca de ese proceso

Iván Tula (IT): Si no fuera actor me hubiera convertido en psicoanalista. Me encanta la psicología. Había conectado con la falta de empatía que hay con ese tema y veía los proyectos que se hacían y todo apuntaba a la deshumanización.

Entonces pensé que tenía que hacer algo desde mi trinchera que nos conectara con lo humano. Conozco la obra de Eliseo Subiela, Gene Brewer y Coline Serreau. Con Eliseo tuve contacto en Argentina, pero al año fallece y entonces tomé la acción y dije: “Bueno, como ya leí las novelas de Brewer que es una trilogía, K-Pax fue la famosa porque hicieron la película con Kevin Spacey. Y entonces pensé, por qué no mezclarla”.

Lo que me gustó es que en un sentido podría ser un extraterrestre y en otro sentido no. Puede ser un loco, puede ser un nuevo Jesucristo en la versión moderna.

La idea era que la gente generara la catarsis. Es como:

“Alguien tiene que vernos desde una dimensión lejana”

Desde ahí empezó él texto y lo probamos con los actores y nos llevó a algo

GV: ¿De qué lado radica la locura? ¿Qué sensación quieres que tenga el público?

IT: Yo no hago obras para aleccionar a la gente. Yo hago obras para que la gente reflexione desde donde tenga que reflexionar.

Para algunos la felicidad es viajar y gastar mucho dinero y también se vale. Yo no quiero dar ningún mensaje. El mensaje es para nosotros como equipo, como grupo.

Lo que sí quiero es que la gente viva y transite varias emociones, que para eso sí nos hemos preocupado dentro del espectáculo y yo, personalmente te digo esto como Iván. En mi profundo sentir esto para mí es un acto revolucionario también esto de quitarme las cejas y andar por la calle así, porque creo que el ser humano estamos llegando a un punto en el que tenemos que recapacitar y cambiar si no, pues nos va a llevar la chingada…

Hay que cambiarlo todo, desde la tecnología que tiene un mal uso. Yo me acuerdo que hace 20 años cuando llegué a México la gente cantaba en la calle y silbaba, ahora todo mundo mira la pantalla, ahora están aislados.

Yo no sé. Ahora la gente es igual de feliz que antes, pero la felicidad residía en otras cosas y siento que es lo que no nos estamos dando cuenta y es un poco lo que decimos aquí en la obra.

¿A dónde nos quiere llevar el sistema y qué felicidad nos quiere vender el sistema? En mis espectáculos tú te puedes divertir con una buena anécdota o puedes zambullirte y puedes llegar a bucear tan profundo como tú quieras. Y eso me pasa con todos los espectáculos que yo montó. Trato de que se diviertan tanto el espectador común, incluso el que no está tan habituado a ver teatro, tanto como los criíicos que buscan la mirada profunda y la semiótica teatral dentro del montaje. Eso es lo bueno.

Horario de El simulador: Domingo 18:00 horas.
Duración aproximada: 80 minutos.
Clasificación: Adolescentes y adultos.
Boletos: Entrada general $200. Descuento del 30% a estudiantes, maestros, INAPAM y vecinos Narvarte.

Dirección: Zempoala 90, Colonia Narvarte, Delegación Benito Juárez
Teléfono: 01 55 7576 9084

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here