El Tecnológico de Monterrey, una de las mejores universidades de México, responde a la evolución del mundo laboral y de las necesidades de sus próximos egresados con Tec21, su nuevo modelo educativo. az viajó a Monterrey para platicar con sus líderes, Salvador Alva, presidente del Tec, y David Garza, rector del Tec, además de conocer de primera mano los detalles de este Modelo Educativo Tec21

Gil del Valle (GV): ¿Qué es lo que más les emociona del Modelo Educativo Tec21?

David Garza (DG): Yo creo que el hecho de que este es un modelo muy diferente de lo que normalmente esperaríamos ver en la educación universitaria, pero hemos identificado que el aspecto que más nos entusiasma en realidad son 4 elementos: que es un modelo flexible, basado en retos, con una vivencia universitaria memorable y basado en profesores inspiradores.

Entonces la combinación de estos 4 pilares es lo que consideramos que hace muy especial al modelo educativo. Quizá los aspectos que no son tan tradicionales, que encontremos en una formación universitaria están asociados a estos temas de un modelo basado en retos en donde estamos pasando de tener la formación tradicional en cursos a ahora una formación en la cual más del 60% de la formación no es en cursos tradicionales, sino en esta experiencia de retos.

Salvador Alva (SA): Y aprender haciendo. Yo lo pondría en esas dos palabras. cuando tú tienes la oportunidad de experimentar, vivir y hacer las cosas y ver los resultados en la vida real, cada uno de los retos que van a tener los estudiantes los tienen que resolver en el mundo real.

Entonces tenemos un socio formador que es al final una organización de la sociedad o una empresa, que junto con la academia preparan todo este programa. Entonces la riqueza de nuestros alumnos al salir es que cuando se gradúen no van a decir: “Estudié esto”, sino: “Sé hacer esto” y eso hace una diferencia enorme.

GV: Llama la atención el concepto de aprendizaje para la vida o aprendizaje basado en retos, ¿el Modelo Educativo Tec21 es una educación para el mundo cambiante del empleo y las empresas?

DG: Claro, cuando planteamos evolucionar nosotros sabíamos que cuando los estudiantes se gradúen probablemente van a trabajar en empresas que no existen, usando tecnologías que aún no se inventan y tratando de resolver problemas que aún no son identificados como tales.

Nos preguntábamos, decíamos:

“Bueno, pues en una formación universitaria, los estudiantes toman cursos durante su semestre y al final se gradúan y se enfrentan a problemas y en esos problemas tienen que darse cuenta de describir el problema y una vez que lo entienden, preguntarse qué puede utilizar de sus conocimientos para resolverlo, pero además identificar lo que no sabe y encontrar la forma de adquirir ese conocimiento para atender ese problema”.

Sabemos que en la resolución de problemas no es sólo aplicar conceptos técnicos, tiene que ver también con aspectos de cierto tipo de competencias. Se usa el término “soft skills”, en realidad me gustó más el concepto que escuché de power skills”.

Estas habilidades de comunicación, trabajo en equipo, negociación… etcétera. Y también en ese proceso hay un desarrollo de los aspectos emocionales de los alumnos. Somos seres sociales y en nuestro entorno de trabajo socializamos y atendemos y resolvemos problemas en ese mismo entorno.

Todos estos elementos puestos en su conjunto y creemos que son valores agregados que un modelo basado en retos nos permite potenciar.

GV: Hay una creencia de que las nuevas tecnologías van desplazando poco a poco la figura del maestro. ¿Cómo incorporan a los maestros dentro de este modelo?

DG: Ahora el involucramiento del maestro es mucho más cercano de lo que era. En este Nuevo Modelo Educativo Tec21. ¿Por qué? En el tema de los retos, son típicamente en el contexto de un problema en el que no sólo vale aplicar conocimientos de una materia, sino de un conjunto de materias.

Los maestros tienen que trabajar en equipo para definir los retos. Para asesorar a los alumnos. Es importante también la cercanía en el proceso de asesoría. Y tenemos también figuras que les llamamos mentores que van ayudando a los alumnos a lo largo del camino.

En nuestro caso vemos que es modelo que incorpora mucho la tecnología. El Tec lo ha hecho históricamente: aprendizaje virtual, el maestro holograma, realidad virtual. Pero no sólo es high tech, sino sobre todo es high touch. Una educación con alta, alta cercanía.

La tecnología nos está ayudando mucho para, por un lado, romper barreras de distancia. Aunque dirás: “Bueno, eso ya se daba desde hace mucho”. Sí, pero ahora se hace a través de una experiencia de mayor cercanía, de mayor inmersión. No es lo mismo ver a alguien en una televisión, que tener la sensación de que estamos dialogando, de que me está viendo, etcétera.

De la misma forma, gracias a la tecnología podemos llevar a los alumnos a unos entornos que de otra forma sería imposible. El hecho de que los alumnos puedan navegar dentro del cuerpo humano para entender distintos elementos.

SA: Hoy el involucramiento de este Modelo Educativo Tec 21 usando tecnología requiere más horas de profesores, de mentores. Tiene un mayor costo también, pero también consideramos que el resultado final va a exponenciar el desarrollo de los estudiantes y que bien vale la pena atrevernos a esto. A este modelo.

DG: Hay una frase que nos ha gustado mucho, un proverbio chino que dice: “Dímelo y lo olvido; demuéstramelo y quizá lo recuerde; involúcrame y lo aprenderé”. Y yo creo que de eso se trata mucho el aprendizaje basado en retos, de involucrar al alumno para que en realidad aprenda.

SA: Otro tema también es que por mucho tiempo las escuelas y las universidades pensábamos que los estudiantes llegaban para que les diéramos una competencias para el trabajo.

En un mundo de cambios exponenciales, hoy nos dicen: “Dame competencias para vivir, para la vida, para aprender por mí mismo”. Y a eso tradicionalmente le llamábamos actividades extracurriculares, son opcionales. Hoy, en el Modelo Educativo Tec21, esas actividades son tan importantes como las formativas académicas.

Fotos: Gil del Valle

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here