“El juego es la mejor manera de enseñar a un niño”, afirma la maestra Dianelys Tamayo Almaguer, quien imparte clases en un aula preescolar en la Escuela Primaria Guillermo González Polanco, ubicada en el poblado San Pablo de Yao, Granma.
Con unos 12 años de experiencia en la enseñanza preescolar, la profesora granmense asegura que el aprendizaje de canciones tradicionales, la realización de dibujos y el desarrollo de juegos de roles, ayudan a niños y niñas a fijar con mayor rapidez un contenido.

“El juego nos permite no solo utilizar los mismos códigos con los cuales los niños interactúan entre sí, sino también nos ayuda a comunicarnos con ellos. La enseñanza de una canción infantil puede mejorar la expresión oral de los alumnos. Mientras que el desarrollo de actividades donde los niños tienen que asumir determinados roles como ser maestra o constructor, nos posibilita formar personalidades”, asevera Tamayo.

Convencida de la importancia de impartir la educación preescolar a niños y niñas por igual, Dianelys Tamayo señala que mediante el juego también se puede transmitir buenos modales de comportamiento a cada uno de los niños.

Consulta la nota completa en: RadioRebelde.cu

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here