La educación inclusiva es un modelo educativo que tiene como objetivo cubrir las necesidades de aprendizaje de todos los niños, jóvenes y adultos. Este modelo atiende a la diversidad, prestando especial atención a aquellas personas más vulnerables a la marginalidad y la exclusión social.

Los niños y niñas con síndrome de Down se encuentran dentro del grupo de alumnos con necesidades especiales, que deberán ser atendidas de forma específica. Su aprendizaje es más lento y en muchas ocasiones no pueden llegar a sacar estudios superiores, sin embargo, es necesario ayudar a cada uno de ellos a desarrollarse intelectualmente para que alcance su máximo potencial. Aunque cada persona con esta condición es distinta y presenta unas dificultades y características singulares, hay ciertas estrategias de enseñanza que en general suelen ser beneficiosas y ayudarles en su educación.

¿QUÉ PAUTAS SEGUIR EN LA EDUCACIÓN DE NIÑOS CON SÍNDROME DE DOWN?

LENGUAJE VISUAL

Debido a que presentan una mejor percepción visual, aprenden con mayor facilidad si se apoyan en signos, gestos, imágenes, dibujos, pictogramas o cualquier otro tipo de método gráfico.

OBSERVACIÓN

Debido a que estos niños suelen tener una gran capacidad de observación, se basan en la imitación de ciertos comportamientos y procesos. Es por ello que para favorecer o reforzar la adquisición de nuevos conocimientos es aconsejable utilizar, siempre que sea posible, el llamado “aprendizaje por observación o vicario”.

EJEMPLOS CONCRETOS

Los niños con síndrome de Down suelen tener dificultad para entender y asimilar el pensamiento abstracto, es por ello que debemos utilizar siempre actividades y ejemplos precisos y concretos.

APRENDIZAJE CONTINUO

La capacidad de aprendizaje de estas personas es continua, es decir, no se produce en ella ningún estancamiento o parón. Esta característica debe aprovecharse y no realizar periodos de descanso, sino que por el contrario, es aconsejable mantener siempre el mismo ritmo de enseñanza. De esta manera pueden adquirir las habilidades y competencias en menor tiempo.

AUTONOMÍA PERSONAL

La mayoría de las personas con síndrome de Down pueden acabar teniendo bastante grado de independencia y autonomía personal, pero para ello es necesario promoverla desde que son pequeños. Es necesario aplicar programas específicos de autonomía que los ayuden a adquirir habilidades sociales y personales, con las cuales se sentirán seguros, lo cual favorecerá su independencia.

Consulta la nota completa en: Votatuprofesor.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here