2012 es un año netamente electoral. En 15 entidades se registrarán procesos electorales concurrentes donde estarán en juego 6 gubernaturas, 583 cargos municipales, diputaciones y senadurías, en tanto que el primero de julio el electorado mexicano decidirá quién ocupará la presidencia de la República los próximos seis años.

El calendario para la elección presidencial está en marcha. 2012 se visualiza como un año en el que los candidatos a cargos de elección popular —especialmente los aspirantes a la presidencia de la República— mantendrán en sus líneas discursivas el capítulo educativo en el desarrollo de sus campañas de proselitismo frente al electorado. La discusión y el debate público estarán abiertos para evaluar qué propuestas e iniciativas serán capaces de revertir el rezago educativo que se proyecta en desigualdades sociales a lo largo de territorio nacional. La meta es mejorar la calidad de la educación, o bien, resarcir la depreciación del capital social. az estará pendiente y dará seguimiento a los pronunciamientos de los candidatos presidenciales.