iStock-484652779

Una investigación internacional detalló las competencias que los jóvenes adquieren mediados por la tecnología. “Hay una gran distancia entre el aprendizaje informal y las escuelas, siempre refractarias”, dijo su autor a Infobae.
La escuela ya no es más el único sitio donde los jóvenes aprenden, si es que alguna vez lo fue. La explosión de los medios digitales de comunicación, de las redes sociales, de los videojuegos, los llevó a una nueva faceta como audiencia: ahora se los considera “prosumidores”. Dejaron su lugar pasivo como meros receptores y pasaron, a su vez, a producir contenido. En ese proceso, los adolescentes adquieren más de 200 habilidades.

La conclusión llega después de tres años exactos de una investigación que comenzó en 2015. La Universidad Pompeu Fabra de Barcelona estudió el comportamiento de jóvenes de entre 12 y 18 años procedentes ocho países distintos (España, Australia, Colombia, Finlandia, Italia, Portugal, Reino Unido y Uruguay).

Después de hacer 1.633 cuestionarios, 58 talleres de cultura participativa y videojuegos y 311 entrevistas, detectaron 44 competencias transmedia de primer nivel -como codificar un software- y 190 de segundo nivel -como hacer un collage-. También reconocieron que hay una diferencia sideral entre lo que los chicos aprenden por interés propio y la forma en que la escuela enseña sus contenidos curriculares.

Consulta la nota completa en: Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here