Si queremos relacionar las Matemáticas con el fútbol, lo primero que se nos ocurre es una correspondencia numérica asociada a conceptos como el trío arbitral, la dupla atacante, el once inicial, noventa minutos, etc. También podemos hablar de algunos términos geométricos muy evidentes sobre el césped como pueden ser el rectángulo de juego, el círculo central, el área de penalti o el esférico. O atrevernos con tablas, como la tabla clasificatoria o las tablas estadísticas, que son muy habituales en la prensa deportiva.

Aprovechándome de diferentes situaciones y acciones que ocurren en cualquier partido, se me ocurrieron algunas opciones para acercar el cálculo de áreas al fútbol y las desarrollé en clase para explicar de una forma más amena y entendible la geometría.
Carrera en diagonal

Cuando en un partido de fútbol se ve a un delantero correr en diagonal, en geometría se ve una oportunidad perfecta para calcular el área de un triángulo: si trazamos una diagonal sobre un rectángulo de área B x H (base por altura) se obtienen dos triángulos:

El área de cada uno de ellos coincide con la mitad del área del rectángulo, por tanto:
Ataque por la banda

Cuando el equipo contrario está muy cerrado, el entrenador puede optar por abrir el campo y atacar por las bandas. El rival, para contrarrestar esto, pondrá a sus jugadores en el centro del campo para ayudar en los laterales. Las matemáticas coinciden con esta idea para calcular el área de un rombo:

Si reforzamos este rombo en sus laterales, obtenemos un rombo igual dividido en cuatro trozos:

Consulta la nota completa en: Educación 3.0

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here