Las emociones son algo inherente a los seres humanos, forman parte de nosotros y tienen una influencia enorme en nuestra manera de actuar, sentir y pensar.
Expresar las emociones cumple una función social muy importante, nos permiten dar a conocer a los demás nuestros estados emocionales y al mismo tiempo comprender el estado emocional de los que nos rodean.

NIÑOS Y NIÑAS DE 3 a 6 años

Desde temprana edad, aprendemos a expresar las emociones, recibimos determinadas respuestas cuando expresamos lo que sentimos. Es común que en este aprendizaje las personas asimilen que es bueno expresar las emociones positivas como la alegría y el amor (nos refuerzan positivamente) y por el contrario se adquiere la idea de que expresar las emociones negativas como la ira,  el enfado o la tristeza es algo malo (el refuerzo general suele ser negativo).

Es habitual por lo tanto que aparezca una represión de las emociones negativas. Pero ocurre que cuanto más reprimimos este tipo de emociones peor nos sentimos, ya que reprimirlas no es lo mismo que hacerlas desaparecer, se quedan dentro dando lugar a posibles trastornos y finalmente a una expresión inadecuada e incluso exagerada de estas emociones.

Por todo esto es fundamental que desde una edad temprana aprendamos a expresar las emociones, liberándonos de este modo de aquello que nos hace daño a nosotros mismos y probablemente a nuestras relaciones.

Es sano dejar salir nuestros estados emocionales. Con esto no nos referimos a una explosión de enfado o de ira, sino a saber expresar las emociones de forma asertiva (sin dañar a los demás) y constructiva, haciendo que nos sirva para nuestro propio bienestar.

Consulta la nota completa en: Educa y Aprende

1 COMENTARIO

  1. Es importante enseñar a los niños a expresar sus emociones. Eso les permite desenvolverse sin tanta rigidez en su vida. Y al final ser más felices y disfrutar su vida.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here