El derecho a la educación y a la vivienda han sido los más vulnerados tras los sismos de septiembre de 2017. 
La organización Save the Children México informó que hasta el momento 444 mil 121 alumnos de Oaxaca, Puebla, Morelos y la capital del país tienen dificultades para continuar sus actividades escolares, 52 mil 749 se quedaron sin casa y 96 mil 573 viven en condiciones inseguras.

En conferencia de prensa, María Josefina Menéndez, directora general de la organización, señaló que los sismos de hace un año generaron afectaciones en diversas entidades en las que habitaban más de 2.2 millones de niños.

Fátima Andraca, coordinadora de respuesta humanitaria de Save the Children, refirió que hasta ahora han atendido a 141 mil 310 personas, de las cuales 69 mil 820 son niños y adolescentes.

Explicó que los primeros días de septiembre el equipo realizó un mapeo en Morelos, Oaxaca, Ciudad de México y Puebla, donde visitaron 183 espacios educativos a fin de conocer las condiciones en que los niños iniciaban el ciclo escolar 2018-2019.

Consulta la nota completa en: La Jornada

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here