Un niño ‘malcriado’ puede convertirse de mayor en un adolescente o adulto conflictivo. Y la culpa la tendrán, seguramente, los padres. Tan importante es poner límites y normas como tener muy claro lo que no le hace ningún bien al niño, por duro que nos parezca.

El juez de menores español Emilio Calatayud, ha redactado un decálogo sobre la mala educación que algunos padres ejercen (a veces sin darse cuenta) con sus hijos. Los diez puntos clave que pueden hacer del niño un adolescente desgraciado.

1. Dadle todo cuanto desee, así crecerá convencido de que el mundo entero le debe todo.

2. Reidle todas sus groserías, tonterías y salidas de tono: así crecerá convencido de que es muy gracioso y no entenderá cuando en el colegio le llamen la atención por los mismos hechos.

3. Recoged todo lo que vaya dejando tirado: así crecerá pensando que todo el mundo está a su servicio; su madre la primera.

4. Nunca le digáis que lo que hace está mal: podría adquirir complejos de culpabilidad y vivir frustrado. Primero creerá que le tienen manía y más tarde se convencerá de que la culpa es de la sociedad.

5. Que todos sus deseos estén satisfechos al instante: comer, beber, divertirse,…¡De otro modo podría acabar siendo un frustrado!

Consulta la nota completa en: Guía Infantil

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here