El síndrome del niño hiperregalado es el resultado de algunos de los malos hábitos de la sociedad actual. El consumismo y la falta de tiempo para dedicar a la familia son algunos de los motivos por los que los padres hacen una cantidad ingente de regalos al niño. Sin embargo, sus efectos no son nada positivos. Vamos a ver mejor de qué se trata y cómo evitarlo.

Causas del síndrome del niño hiperregalado

El síndrome del niño hiperregalado se puede ver sobre todo en momentos como la Navidad o en cumpleaños. En estas fechas señaladas, los niños reciben una cantidad de regalos tan grande que es imposible que la aprecien.

La señal más clara es que se muestran incapaces de prestar la atención y el tiempo necesario a todos los objetos que han recibido. Esto se debe a que es imposible que pueda reaccionar con entusiasmo a todo ante tantos estímulos.

De esta forma, lo que suele suceder en la mayoría de los casos es que el niño suele centrarse únicamente en un solo regalo. Lo curioso para los adultos es que este no siempre es el que más dinero ha costado o el más impresionante para ellos.

¿El motivo principal de que surja este síndrome? La respuesta es el consumismo. Los adultos tienen una tendencia a consumir demasiado, sin discernir entre lo que de verdad es una necesidad y lo que no.

Consulta la nota completa en: Psicoactiva.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here