Ya casi nadie duda de que la programación es una habilidad esencial en los planes educativos actuales. Todo niño debería aprender a programar, en mayor o menor nivel. El problema es que mientras que enseñar programación a niños pequeños es relativamente sencillo, al llegar a la adolescencia la mayoría de los chavales pierden el interés por la programación.

En el pasado, muchos padres entusiastas se me han acercado y me han preguntado cómo aprendí a programar, principalmente con el interés de encontrar maneras de ayudar a sus hijos a que programen también. No tenía una respuesta clara para ellos, porque aprendí a programar a una edad mucho más tardía que la mayoría de los hijos de estos padres. En el interés de ayudar a estos padres, también traté de encontrar formas de ayudar a los niños a aprender a programar.

Descubrí que hay muchos recursos que ayudan a los niños de primaria. Algunos ejemplos son Scratch y “Hour of Code” en Code.org, muy útiles para que alguien nuevo se familiarice con la programación.

A través de estas plataformas, los estudiantes escriben programas sencillos que hacen que criaturas virtuales se muevan o construyen juegos sencillos y aprenden las herramientas básicas de programación, como los bucles y los condicionales, al tiempo que adquieren habilidades útiles para resolver problemas generales. La mayor fortaleza de estas plataformas es la retroalimentación visual de la plataforma, que realmente ayuda a los estudiantes a mantenerse constantemente comprometidos con el plan de estudios y los ejercicios.

Consulta la nota completa en: puentesdigitales.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here