Señalaba Antonio Machado que “en cuestiones de cultura y de saber solo se pierde lo que se guarda; solo se gana lo que se da”.

Esto me recuerda a lo que le leí al papa Francisco de que el único tesoro que llevaremos con nosotros tras la muerte es lo que dimos a los demás. Y a lo que os conté sobre las manzanas y las ideas en un anterior post de mi blog: “Bacon y huevos”.

A lo largo de mi trayectoria en la administración educativa (primero como concejal delegado de dicho ámbito en Pamplona y de 2011 a 2015 como consejero de Educación del Gobierno de Navarra) he trabajado para propiciar una oferta de formación integral para cada persona: con transmisión de conocimientos y educación en competencias -desde luego- pero también en valores, en hábitos positivos.

He hecho todo ello convencido de que pesaba sobre mí parte importante de la responsabilidad de –permíteme la metáfora- ayudar a sacar el mejor David de cada bloque, de mármol o no, del que os hablaba en mi post “6 vías para esculpir tu vida”.

Me ha tocado asumir esa tarea con unos recursos económicos muy mermados. Pero acompañado, eso sí, de un gran equipo de colaboradores y del buen hacer y profesionalidad de los agentes de la comunidad educativa. Estoy convencido de que hemos consolidado a la Educación navarra (ahí están los indicadores) a la cabeza de España y por encima de la media de los países de la OCDE.

Consulta la nota completa en: DameTresMinutos.wordpress.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here